Gestión y Servicios Psico- Educativos 3.0

lunes, 27 de junio de 2011

¿Por qué cada vez hay más niños desatentos e hiperactivos?

Artículo muy interesante. Aconsejo su lectura : vía "El diario del centro del País".

En la actualidad, la desatención y la hiperactividad son los motivos de consulta más frecuentes en la infancia. Asistimos a un predominio de una modalidad de diagnosticar que sólo se guía por las conductas observables sin tener en cuenta la historia, el contexto social y escolar. Comunmente se engloba a estos niños bajo la denominación de Trastorno por Déficit Atencional (TDA-H, o ADD (H), la sigla en inglés), un trastorno de supuesto origen neurobiológico que sin embargo no tiene ninguna prueba de laboratorio que lo ratifique. Sin duda, se hace necesario preguntarnos por qué cada vez hay más niños que presentan esta problemática, sin necesidad de encuadrarlos en una supuesta enfermedad neurológica. Para responder a este interrogante realicé una investigación doctoral que fue becada por la Secretaría de Ciencia y Técnica de la Universidad de Buenos Aires.

Conclusiones principales

Por una parte, vivimos en una época atravesada por la inmediatez, sin tiempo para los procesos, con estímulos hiperveloces e hiperfragmentados, en la cual la lógica del videoclip se impone y el aplazamiento de la satisfacción inmediata se torna imposible tanto para los niños como para los adultos. “Llame ya”, “adelgace ya”, “obténgalo antes de desearlo” son eslóganes que muestran una modalidad epocal. Mientras tanto, le pedimos a los niños que se mantengan concentrados y atentos en cada vez más largas jornadas escolares, que por otra parte transmiten conocimientos cada vez más alejados de sus propios intereses. Otra de las conclusiones fue que, en realidad, todos los niños están atentos a algo pero pueden no tener la disponibilidad para atender a lo académico por diversos motivos:
- Porque sus necesidades básicas no están siendo satisfechas (un nene con hambre o sin suficientes horas de descanso difícilmente pueda atender).
- Porque se encuentran atravesando una situación dolorosa (la separación de sus padres, una pérdida significativa, exilios, entre otras).
- Porque están ocupados en entender alguna situación que los adultos están tratando de ocultarle (la enfermedad o muerte de algún ser querido, una historia en su origen sobre la que no es posible interrogar, etcétera).
- Porque viven en situaciones de violencia y/o abusos que no les permiten ocuparse de atender a lo escolar, pero que tampoco están en condiciones de denunciar.
- Porque están deprimidos, angustiados o tienen problemas psicológicos más graves aún, como puede ser una psicosis infantil.
- Porque están o estuvieron atravesando contextos de catástrofe (sociales o naturales) que tienen a toda su familia sumida en una situación de angustia.
- Porque tienen algún padecimiento de origen biológico que no ha sido diagnosticado, como puede ser algún tipo de restricción sensorial (hipoacusia, miopía, etcétera), epilepsias leves, síndrome de X frágil, entre otros.
- Porque el colegio al cual concurre no es el apropiado para ese chico o está siendo hostigado por algunos compañeros.
Estas pueden ser algunas de las múltiples razones por las cuales un niño puede no atender a lo escolar. Como se ve entonces, ésta es una problemática compleja, en la cual “la dificultad atencional o la hiperactividad” es sólo la punta del iceberg. Será necesario un diagnóstico que tome en cuenta esa complejidad para poder entender por qué cada niño en particular no puede estar atento a lo que los adultos esperamos que esté atento y que permita preguntarse qué otras cuestiones quizás está tratando de elaborar ese niño que tiene capturada su disponibilidad atencional. Hoy predominan modalidades terapéuticas que no dan tiempo al despliegue de la problemática. Velozmente se rotula a los niños con el diagnóstico: “Es TDA” y se determina que lo será toda la vida, aconsejando a los padres para que manejen mejor las conductas disruptivas de sus hijos sin indagar el porqué de sus padecimientos. Sin duda, un niño que no puede atender o no puede parar de moverse es un chico que está mal y quizás esa es la única forma que encuentra de dar a ver su sufrimiento. Si rápidamente se lo etiqueta, se intenta reentrenar sus conductas y en muchos de los casos se los intenta aquietar con medicación lo más probable es que la situación, a la larga, empeore. Por ejemplo, muchos niños que viven situaciones de abuso llegan a la consulta por dificultades atencionales o hiperactividad. Si no se les otorga un espacio y un tiempo para la escucha, los niños por lo general no pueden revelar estas situaciones ya que necesitan mucho tiempo para construir la confianza en el adulto (sobre todo si está siendo abusado por otro adulto muy cercano). Aquí es donde aparece el riesgo de patologización de la infancia, o sea transformar al niño en enfermo cuando en realidad están ocurriendo otras cuestiones, ya sea en el contexto familiar, social o escolar. El peligro de realizar diagnósticos sólo por lo observable es que se pierdan oportunidades privilegiadas de intervenir para desarmar esta situación y contener al niño. Para concluir, las “dificultades atencionales” son una problemática compleja que necesita de un abordaje interdisciplinario: docentes, directores, psicólogos, psicopedagogos y neuropediatras, básicamente dispuestos a la escucha. Tendrán que construir en el uno a uno los abordajes necesarios para entender qué le ocurre a cada pequeño que no puede atender a lo escolar.


Gisela Untoiglich
Doctora en Psicología Universidad de Buenos Aires
 Autora del libro "Versiones actuales del sufrimiento infantil. Una investigación psicoanalítica acerca de la desatención y la hiperactividad".

Editorial Noveduc 2011. Miembro del Comité Científico del III Simposio Internacional
sobre Patologización de la Infancia: “Problemas e
intervenciones en la clínica y en las aulas”.
giselauntoiglich@gmail.com

viernes, 24 de junio de 2011

I CONGRESO INTERNACIONAL DE PADRES E HIJOS EN CONFLICTO – MADRID, SEPTIEMBRE DE 2011

Vía COP: fecha de publicación


El próximo mes de septiembre de 2011, en el marco de la ciudad de Madrid, tendrá lugar el I Congreso Internacional de Padres e Hijos en Conflicto, organizado por la Asociación para la Gestión de la Integración Social (GINSO) y el Programa Recurra y con el apoyo de la Fundación Española para la Promoción y el Desarrollo Científico y Profesional de la Psicología (Psicofundación), de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y de la Asociación de Familias para la Convivencia (AFASC).
En su primera edición, este evento pretende convertirse en un punto de encuentro de referencia y de carácter interdisciplinar para debatir los últimos avances científicos y aplicados en relación con este campo entre profesionales, investigadores y personas afectadas por este problema. Así, en esta ocasión, se contará con la participación de profesionales de reconocido prestigio nacional, como Javier Urra (director Clínico de Recurrra), Luis González Cieza (Jefe de Área de Estudios, Programas y Formación de la Agencia para la Reeducación y Reinserción del Menor Infractor de la Comunidad de Madrid - ARRMI) o Arturo Canalda (Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid), entre otros, como internacional –Bárbara Cotrell (investigadora independiente, educadora de adultos y autora del libro Cuando los adolescentes abusan de sus padres) y Eddie Gallager (psicólogo australiano, trabajador social y terapeuta familiar).
Así mismo, en el transcurso de la celebración de este Congreso, Francisco Santolaya (presidente del COP), Alfredo Santos (presidente de GINSO) y Vicente del Bosque serán los encargados de hacer entrega del I Premio A favor de la Infancia a los Medios de Comunicación, que patrocinan conjuntamente Psicofundación y GINSO.
El I Congreso Internacional de Padres e Hijos en Conflicto tendrá lugar en Madrid los próximos días 22 y 23 de septiembre de 2011. El primer plazo para la inscripción a precio reducido finaliza el 29 de julio y el segundo el 9 de septiembre. Puede ampliarse la información a través de la página Web del Congreso (
), a través del correo electrónico (recurra@recurra.es) o por vía telefónica (91 4 42 03 39 begin_of_the_skype_highlighting 91 4 42 03 39 end_of_the_skype_highlighting).

martes, 21 de junio de 2011

Desaparecen la pizarra y la tiza!!


Las nuevas herramientas de aprendizaje en el Aula

LA ORIENTACIÓN ESPACIAL Y SU IMPORTANCIA EN EL APRENDIZAJE

Ahora que los pequeños están de vacaciones podemos aprovechar para trabajar ,jugando, una de las habilidades básicas del aprendizaje: la Orientación Espacial.  En este artículo se explica muy bien en qué consiste y qué actividades podemos realizar con nuestros hijos para desarrollarla.

Fuente: Educamosenlared.com
 
Una de las habilidades básicas más relevantes en relación al desarrollo de los aprendizajes de l@s niñ@s resulta ser la orientación espacial, esta habilidad no se trata de una habilidad única y que no dependa de otros factores, como puede ser la capacidad de memoria por ejemplo, sino que depende en gran medida del proceso de lateralización y del desarrollo psicomotor. Sin embargo es importante tener en cuenta que en algunas ocasiones podemos encontrar niñ@s con dificultades de orientación espacial sin problemas en relación a la lateralidad o la psicomotricidad, aunque es posible que los hayan tenido anteriormente.
Como sabemos las personas nos regimos por 2 categorías básicas que nos permiten entender aquello que sucede a nuestro alrededor, recordarlo y también actuar en consecuencia, estas categorías tan importantes, sobre las que recaen todos nuestros aprendizajes complejos, no son otras que el espacio y el tiempo, sin referentes en alguna de éstas no somos capaces de procesar ningún tipo de información, o por lo menos nos resulta seriamente difícil, de hecho si nos paramos a pensar las grandes incógnitas de la humanidad se refieren a estos dos conceptos que al fin y al cabo parecen ser infinitos. ¿Dónde termina el espacio? ¿Cuándo terminará el tiempo?
Bien lejos de estas consideraciones de carácter más filosófico, cuales son las incidencias del desarrollo de la orientación espacial en el aprendizaje (en otro artículo hablaremos de la orientación temporal y su incidencia):
  • La orientación espacial juega un papel sumamente importante en el desarrollo de la lectura y la escritura, a primera vista nos puede parecer que esta relación no pueda ser tan importante, no obstante, resulta clave. La importancia reside en el hecho de que tanto las actividades de lectura como las de escritura se encuentran insertas en una direccionalidad muy específica:
    • Tanto la lectura como la escritura, en nuestro sistema, siguen una direccionalidad clara de izquierda a derecha, es decir, empezamos a leer desde la izquierda y terminamos en la derecha. Esta direccionalidad es claramente favorable a los diestros, puesto que para los zurdos en las tareas de escritura suele conllevar ciertas incomodidades.
      • En el momento en que no tenemos clara esta direccionalidad es cuando se suelen dar las inversiones en la lectura, las rotaciones de letras, especialmente aquellas más proclives a la rotación como son la b y la d o la p y la q, estas rotaciones se deben a la simetría existentes entre estos caracteres y pueden provocar importantes deficiencias en la lectoescritura, deficiencias que en algunas ocasiones pueden ser confundidas con dislexia.
      • Lógicamente, las dificultades en la adquisición de esta direccionalidad entorpecen sobremanera el primer aprendizaje de la lectoescritura, así como los ulteriores progresos en esta.
    • En cuanto a la escritura de las letras, manuscritas lógicamente, nos sucede lo mismo todas ellas siguen una direccionalidad concreta que nos facilitan entrelazarlas entre ellas y ser más ágiles escribiendo.
      • Aquí las dificultades que nos puede suponer son un ritmo escritor lento o una mala grafomotricidad (mala letra).
  • Por otra parte, el bajo desarrollo de la orientación espacial también puede incidir en otros aspectos básicos del desarrollo de l@s niñ@s, como son el deporte, pudiéndose mostrar poco hábiles ante todo en deportes que exigen saberse ubicar en superficies grandes. Al mismo tiempo, que si además de las dificultades espaciales han tenido un desarrollo psicomotor pobre, pueden presentar dificultades en el sentido de mostrarse más bien torpes.
  • En otro aspecto en el que puede incidir negativamente es en relación al dibujo, resultando niñ@s, en términos generales, con poca habilidad en este sentido.
Actividades para potenciar la orientación espacial
En una fase inicial conviene asegurar que el esquema corporal se encuentra bien asentado, para lo cual podemos utilizar las siguientes actividades:
  • Con los ojos cerrados, tocarse distintas partes del cuerpo siguiendo las instrucciones del educador, trabajado también los lados del cuerpo. Inicialmente, será muy preciso ir ayudando al niño@ a que conozca el nombre de las partes de su cuerpo.
    • Por ejemplo: Tócate la nariz con la mano izquierda.
  • Distiguir entre la derecha y la izquierda:
    • Guerra izquierda – derecha
      • La niñ@ se pone enfrente de la educador/a con las palmas de cara a la niñ@ y la niñ@ igual. Entonces la educadora debe decir el movimiento que tiene que hacer la niño@, por ejemplo: derecha – derecha, de forma que la mano derecha de la niñ@ debe ir a la mano derecha de la educador/a.
    • El espejo
      • El/la niñ@ debe imitar los movimientos de la educadora como si fuera un espejo.
  • Distinción de derecha e izquierda en distintas posiciones, siempre sobre si misma o sobre la educador/a.
Una vez estos aspectos los tenemos consolidados o en fase de consolidación podemos iniciar tareas más complejas como:
  • Reproducción de figuras con el uso del Tangram
    • Inicialmente, visionando la solución. Y en el momento en que se comprenda el procedimiento y se realice correctamente con la solución delante, realizar la reproducción de la figura sin la presencia de la solución sino tan solo con el modelo.
  • Realización de simetrías.
  • Reproducción de figuras.
  • Rotación mental de figuras.
  • Distinción de derecha e izquierda en distintas posiciones.
  • Realización de puzzles sencillos.
  • Estimular la memoria espacial.
    • Mostrar un papel con distintos dibujos, durante un espacio de tiempo corto, y luego los debe reproducir en la misma.

lunes, 20 de junio de 2011

El estrés, ¿necesario para ser feliz?

 

Mucha gente, sobre todo quienes viven en las grandes ciudades, ansían alejarse del ajetreo del mundo y vivir una vida simple y en paz.
Ejecutivos
El libro "Rush" argumenta que el estrés es el camino a la felicidad.
Pero según señala un nuevo -y controvertido- libro publicado en Estados Unidos, más que desgastarnos por la presión, el estrés es necesario para sentirnos vivos.
El libro, titulado Rush: Why You Need and Love the Rat Race, que podría traducirse como "De Prisa: por qué necesitas y quieres una vida acelerada", argumenta que el estrés "mantiene nuestra mente ágil, nos hace sentir bien sobre nosotros mismos y nos ayuda a vivir más".
El autor, Todd Buchholz, ex asesor económico de la Casa Blanca, explica que el libro comenzó como una investigación sobre gente que "al perseguir el éxito había perdido el alma". Pero cuando empezó a profundizar en el tema cambió de parecer.
Concluyó que más que calmarnos y alejarnos de la competitividad de la vida moderna, necesitamos "competir más y deleitarnos con el estrés".

Gozan trabajando

Según Buchholz, se nos ha tratado de seducir por el sueño imposible de regresar al jardín de Edén, pero "nadie ha podido demostrar los méritos de frenar la marcha".
"El hecho es que hemos evolucionado para poder manejar el estrés"
Todd Buchholz
"Tenemos a los gurús de la felicidad, los instructores de yoga y los psicólogos ocupacionales diciéndonos que tenemos demasiado estrés", afirma el autor.
"Que necesitamos alejarnos de esto y desconectarnos. Pero el hecho es que hemos evolucionado para poder manejar el estrés", agrega.
Buchholz basa sus argumentos en que más que trabajar demasiado, hay muchos otros factores que tienen más probabilidades de hacernos infelices.
Mucha gente goza su trabajo, dice, porque éste promueve la interacción social con los colegas y es un refugio de las partes más dolorosas de sus vidas.
"Cuando hacemos nuevas tareas nuestro cerebro libera dopamina como recompensa y esto nos hacer sentir bien. Con el trabajo no es la recompensa por haber ganado, sino la recompensa por estar en la competición", dice.
En tiempos de Dickens, alega el autor, eran los pobres quienes trabajaban más horas. Pero ahora la gente que trabaja más horas son los que ganan más dinero, los banqueros y abogados.
"Estas personas no están siendo timadas por sus jefes, eligen trabajar ese número de horas porque esto los hace sentirse valiosos y aumenta la autoestima a su vida", expresa Buchholz.

Sin ruido blanco

Uno de sus blancos de ataque es el yoga, que se centra en la meditación y la tranquilidad. Pero tal como expresa Jeanne Rae, de la organización British Wheel of Yoga, el autor comete un error al asumir que toda la gente es como él.
"Para quienes piensan así, quizás no es necesario dormir o irse de vacaciones"
Jeanne Rae
"Para quienes piensan así, quizás no es necesario dormir o irse de vacaciones", dice.
"El autor parece prosperar con los golpes de estocada y no parece contar con un botón de apagado, pero no todas las personas son así".
"Para algunas personas la meditación y la contemplación pueden ayudar. Cuando te recuestas en calma puedes reducir el ruido blanco del mundo", dice Jeanne Rae.
En cuanto a la salud, los estudios han mostrado que demasiado estrés en la vida diaria no puede ser beneficioso.
Una investigación llevada a cabo por la Fundación para el Trabajo revela que los empleados que trabajan más de 11 horas al día tienen 65% más riesgo de desarrollar males cardíacos que aquellos que trabajan entre siete y ocho horas al día.

Adictos al trabajo

"Cuando glorificamos el trabajo estresante estamos contribuyendo a que los más estresados sean quienes están a cargo de las compañías", afirma Paul Sellers, experto del Congreso de Sindicatos del Trabajo.
"La experiencia de las recientes crisis bancarias y financieras demuestran que eso es precisamente lo que no necesitamos".
Mujer haciendo yoga
El yoga es uno de los blancos de ataque del libro "Rush".
Otros expertos afirman que quizás Buchholz está en lo correcto al sugerir que la competencia en trabajo es beneficiosa y un poco de estrés ayuda a la gente a llevar a cabo sus tareas más eficientemente.
Pero los problemas surgen cuando vivimos bajo un estrés constante día tras día.
Cary Cooper, profesor de psicología organizativa de la Universidad de Lancaster, Inglaterra, está de acuerdo en que no todos somos como el autor de este libro y hay una enorme diferencia entre un empleado promedio y el pequeño subgrupo de grandes emprendedores como Buchholz.
"Para muchas personas el trabajo significa estatus. Esto les da un estímulo, lo cual está bien, porque son buenos luchadores", dice el experto.
"Pero no es sano estar constantemente haciendo algo sin tener tiempo para reflexionar. Somos como máquinas formadas por muchas pequeñas piezas que no pueden durar para toda la vida", agrega.

"Disparate"

Por su parte, el periodista británico Oliver Burkeman está de acuerdo en que Buchholz tiene una visión romántica y algo irreal sobre la carrera para escalar la jerarquía corporativa.
"Lo bueno de este libro es su desafío a la ortodoxia que se ha establecido en torno a la serenidad y la relajación"
Oliver Burkerman
Por ejemplo, dice, la noción de que todos los abogados y banqueros que trabajan largas horas son muy felices es "un claro disparate".
Pero agrega que tampoco debemos descartar todo lo que dice "Rush".
"Lo bueno de este libro es su desafío a la ortodoxia que se ha establecido en torno a la serenidad y la relajación", afirma Burkeman.
"Tenemos que ver este libro como un correctivo realmente importante a las filosofías prevalecientes. Porque la acción y el vernos absortos en una actividad es un mejor camino a la felicidad que el deliberadamente tratar de sentirnos relajados".

sábado, 18 de junio de 2011

LA PRODUCCIÓN DE COMPETENCIAS





Los métodos de aprendizaje influyen en la adquisición de competencias para la empleabilidad. En este estudio se analiza los métodos utilizados en el Sistema Educativo Español... Invita a la reflexión.

domingo, 12 de junio de 2011

"Yo Estoy Bien, Tú Estás Bien"

            Basándose en el análisis transaccional, que confronta al individuo con el hecho de que él o ella son los responsables de lo que les ocurra en el futuro, el Dr. Harris explica como distinguir los tres elementos activos que conforman nuestra personalidad (padre, adulto y niño) al igual que las cuatro posiciones que subyacen en todos los actos del ser humano.



 Haz click en el título y podrás abrir un pdf con un fragmento del libro.

viernes, 10 de junio de 2011

¿EL NARCISISMO ES UN SIGNO DE LOS JÓVENES DE HOY ?

Artículo interesante sobre el Narcisismo .Una conducta que se extiende

El narcisismo es un signo de los jóvenes de hoy

El Origen del Narcisismo

En la mitología griega, Narciso fue distinguido por su gran belleza. Su rechazo de la ninfa, Echo, provocó la venganza de los dioses sobre él, y fue destinado a enamorarse de su propio reflejo en las aguas de una primavera y consumirse hasta su muerte. De esto viene el origen de Narcisismo.
Aunque existe otra versión sobre este mito, en el que Narciso con el fin de consolarse por la muerte de su hermana gemela se sentó a mirar fijamente dentro del manantial para reflejarse en el mismo y recordar las características de ella.

Características del Narcisista:
• Sentimientos de grandeza
• Necesidad de admiración
• Falta de empatía
• Se sienten únicos
• Comportamiento arrogante
• Soberbia
• Es explotador, por ejemplo, saca provecho de los demás
• envidia a los demás o cree que los demás le envidian a él
 
"Iñaki sube sus fotos a Internet para compartirlas "con todo el mundo".
Para Rosario Pedrera, de 19 años, todo pretexto es válido para mirarse en cualquier vidriera camino de un shopping del barrio de Palermo. Admite, sin reserva alguna, que constantemente busca el reflejo de su imagen como algo casi natural y espontáneo en los ascensores, las ventanillas de los autos estacionados y en todo aquello similar a un espejo. “Cuanto mejor me veo, más segura me siento”, afirma esta estudiante de publicidad mientras juega con uno de sus bucles rojizos. “¿Si soy consciente de que soy un poco narcisista? Y, sí, lo asumo”.
Esta necesidad de querer mostrarse en público y de sentirse admirado está ocupando un lugar cada vez más alto en el ranking de trastornos psicológicos de una adolescencia que hoy se prolonga hasta más allá de los 30 años. Así, la depresión y los trastornos de la personalidad se disputan el primer lugar con el narcisismo.
“En los últimos 15 años, en la Argentina se comenzó a notar un cambio: cada vez más jóvenes y adolescentes disfrutan del narcisismo, que es la autoexaltación de la propia persona en una etapa de la vida en la que se construye la identidad”, precisó el doctor Hugo Lerner, psiquiatra y psicoanalista especializado en adolescentes y miembro titular de la Asociación Psicoanalítica de Buenos Aires (Apdeba).
Los especialistas consultados por LA NACION coincidieron con las conclusiones de un estudio publicado recientemente en los Estados Unidos, que demostró que las nuevas formas de comunicación y tecnología estimulan a la población de entre los 18 y los 25 años a querer exhibirse cada vez más. De hecho, una encuesta sobre el uso de Internet realizada por la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) halló que hasta los 17 años, sólo uno de cada tres chicos utiliza la Red para buscar información. "El 66% concibe Internet como una herramienta de ocio", precisa el informe del Grupo de Informática de la SAP.
"Mostrarse es importante porque la identidad se conforma también a través de la mirada del otro, pero a veces lo que ocurre es que el narcisismo extremo esclaviza al sujeto de esa mirada ajena, lo que sí es pernicioso", aclaró el licenciado en psicología Miguel Espeche, coordinador del Programa de Salud Mental Barrial del hospital Pirovano.
La principal consecuencia que puede tener el narcisismo es el egoísmo. "Es la exacta contracara de la felicidad, aunque se venda como la felicidad misma, sobre todo, si viene acompañado de bienes de consumo que suplan los vínculos interpersonales", agregó.
El narcisismo, en sí mismo, no es patológico, "sino que lo es su exageración en la relación con los demás, quienes son vistos tan solo como instrumentos para su corroboración y no como «otros» reales", precisó .
Hermoso y enamorado
La leyenda cuenta que Narciso era un joven hermoso, enamorado de sí mismo y que inspiró grandes pasiones en su vida que no supo responder por su incapacidad de amar y de reconocer al otro. Este, para Iñaki Monzo Iraola, de 25 años, no es su caso, aunque disfruta -y mucho- de exponerse en uno de los tanto sitios en Internet.
"Me gusta subir mis fotos para que las puedan ver mis amigos y, también, otras personas que no conozco. Por ejemplo, me gusta actualizar mis fotos de las vacaciones para compartirlas con los amigos que no pudieron viajar y también, por qué no, para conocer chicas...", dijo este joven asesor de una consultora previsional y estudiante universitario.
Si bien Iñaki no se reconoce como un coqueto al extremo, admite que sí le gusta "estar bien arreglado, prolijo y vestido a la moda".
Para el doctor Juan Manuel Bulacio, médico psiquiatra, presidente de la Fundación de Investigación en Ciencias Cognitivas Aplicadas (Iccap), cierta dosis de narcisismo en los jóvenes es muy útil para construir la personalidad. "Tiene que ver con el autoconocimiento, la autovaloración y con la diferenciación del otro. Pero también se utiliza el concepto para indicar excesos en la autovaloración, en los que la persona no registra a los demás y cree que sus derechos son superiores a los de los demás", detalló.
Sin modelos... de vida
Por su parte, el doctor Lerner opinó que en la sociedad argentina existe una pérdida preocupante de valores e ideales, en la que "las figuras de referencia están desdibujadas". Y continuó: "En la era mediática en la que vivimos, los artistas, los deportistas, los modelos y los personajes de los reality shows, se convierten en figuras ideales para los jóvenes".
Según Lerner, "el exhibirse es parte del narcisismo. Vemos cómo los adolescentes y los jóvenes bailan solos arriba de los parlantes en los lugares bailables". Aseguró que la exhibición está incorporada en la cultura y en los distintos estratos sociales.
"Hoy en día -agregó-, a diferencia de años atrás, prevalece la búsqueda de la estética y de lo fashion. El «ser» fue desplazado por el «tener», que se convirtió en un valor en sí mismo. En décadas anteriores, los jóvenes tenían más claro cuál podía ser su porvenir. En cambio, hoy predomina la incertidumbre." Otro de los factores que incide es la tecnología disponible: los teléfonos celulares e Internet les permiten a los adolescentes y a los jóvenes exhibirse a través de fotos y videos. Según Lerner, "cierto narcisismo puede ser considerado normal, pero no cuando aparece la exacerbación del ego. En este caso estaríamos hablando ya de una patología".
Y Bulacio agrega a la lista de factores que inciden en el aumento del narcisismo el crecimiento desmedido de la competencia y el consumismo en la sociedad, que se concentra más en satisfacer el placer inmediato. "El joven registra menos las necesidades de los demás y las tecnologías reemplazan a las personas", dijo.
Para Espeche, en cambio, "las tecnologías pueden ser usadas tanto para generar como para evitar los vínculos. Suelen considerarse un fin en sí mismas, como puede ocurrir con la sensación de poder y de «conexión» que brindan los nuevos sistemas de comunicación". Y agregó: "Esa comunicación es positiva en tanto y en cuanto sirva para acercarse a los demás y no para esconderse de ellos".
¿Será entonces que esta fascinación por el aspecto físico y la necesidad de demostrarla enmascare inseguridades y cualidades no tan bellas? La respuesta, seguramente, no está sólo en la imagen que nos devuelve el espejo...
Julieta Bravo
Algunos consejos
        . No estigmatizar ni juzgar precipitadamente a los adolescentes y a los jóvenes porque disfrutan de intercambiar fotografías y videos vía Internet.
  • No oponerse al uso de las nuevas teconologías para evitar un mayor distanciamiento generacional, pero advertir a los hijos sobre el riesgo de exponerse en Internet y a través de otros medios.
  • Establecer un canal de diálogo con ellos para tratar de comprender su forma de comunicación con sus pares.
  • Incentivar la generosidad como un valor en lugar de intentar corregir conductas narcisistas.
  • Recordar que una dosis de narcisismo en la adolescencia es parte de la construcción de la personalidad.
  • Tener en cuenta que si no se manifiestan trastornos graves en los vínculos familiares o en la conducta de los hijos, la necesidad de exponerse es propia de la adolescencia.

jueves, 9 de junio de 2011

LAS TRAMPAS DEL PENSAMIENTO

En este libro, escrito de manera amena pero sin caer nunca en el simplismo excesivo, se aborda el tema del pensamiento lineal y los errores que cometemos en ocaciones a la hora de realizar razonamientos.
Todos sabemos que "una mentira mil veces repetida tarde o temprano pasa a ser aceptada por todos como verdad". Y es sorprendente ver la cantidad de mentiras y falacias que aceptamos y llevamos guardadas en el subconsciente desde que tenemos uso de razón sin detenernos nunca un momento a meditar en su veracidad.
Las Trampas del Pensamiento no es un tratado científico, sino un texto en el cual cualquier persona puede, al leerlo, identificarse y conocer los errores básicos de pensamiento que " él mismo ha estado utilizando.
Haz click en el título y podrás leerlo. Interesante

sábado, 4 de junio de 2011

GUÍA DE RECURSOS EN CASOS DE CIBERACOSO

La guía Ciberbullying. Guía de recursos para centros educativos en casos de ciberacoso elaborada desde la Oficina del Defensor del Menor en la Comunidad de Madrid recoge una serie de recursos (vídeos, páginas web, actividades, libros…) útiles para acercarse a los posibles peligros del uso de internet… y cómo evitarlos.
En un principio esta guía está dirigida a centros educativos, aunque su utilidad se puede y debe extender a los padres.
Haz click en el título y accederás al pdf de la guía.